Trump en libertad bajo fianza de 200 000 dólares tras ser fichado

Video donald trump en la carcel

Donald Trump, fichado en la cárcel del condado de Fulton, en Atlanta. En solo 20 minutos, acordados por sus abogados, y en horario de máxima audiencia televisiva, el expresidente de Estados Unidos realizó los trámites necesarios. Le tomaron las huellas y se le hizo la fotografía pertinente y tan esperada: la primera instantánea de la historia de un expresidente del país para una ficha policial.

Pero el 45 presidente de los Estados Unidos no dudó en sacar rédito político a su paso por Fulton. De hecho, trató de acaparar la atención un día después del debate entre los candidatos republicanos a la presidencia, al que no acudió. Además, no ha tardado en publicar la foto policial que le tomaron en la prisión en su cuenta de X (antes Twitter).

Trump cumplió con la justicia y fue fichado en esta cuarta imputación, en la que se le acusa de tratar de revertir resultados electorales en Georgia, para sacar ventaja al actual presidente, Joe Biden, con quien los votos estaban muy ajustados.

Se le acusa de 13 delitos por haber liderado una trama mafiosa con 18 aliados para intentar revertir su derrota electoral en Georgia. El expresidente se enfrenta a 76 años y medio de cárcel si se le declara culpable de todos los cargos.

Para Trump, todo es una farsa: “Lo que ha ocurrido aquí es una parodia de la justicia. No hicimos nada malo. Yo no hice nada malo y todo el mundo lo sabe. Nunca he tenido tal apoyo y eso también se aplica a los demás. Lo que están haciendo es una elección. Una interferencia. Están tratando de interferir en una elección. Nunca antes ha habido algo así en nuestro país. Esta es su forma de hacer campaña”.

  $1,200 stimulus checks for all? What to know about the US coronavirus bailout

Con el ceño fruncido, una mirada desafiante y su habitual corbata roja, la imagen de Trump pasará a la posteridad, o al menos quedará inmortalizada en miles de camisetas de sus seguidores.

En ninguna de sus tres anteriores imputaciones penales -la del soborno a la actriz porno Stormy Daniels, la de los documentos clasificados y la del asalto al Capitolio- había tenido que comparecer en una prisión ni se le había tomado una fotografía policial.

El sheriff del condado de Fulton ya había advertido que Trump no tendría un trato especial y que se sentaría ante la cámara igual que el resto de procesados.

Pero lo cierto es que su fichaje fue mucho más ágil de lo habitual, ya que los abogados del expresidente habían pactado previamente con la Fiscalía una fianza de 200 000 dólares para su inmediata puesta en libertad.

Unos 20 minutos después, Trump salía de la prisión en el mismo convoy blindado con el que había ingresado, sin que la prensa lo viera y sin tener que pasar la noche o incluso días esperando una audiencia para determinar la fianza, como le ocurre a muchos reos de este penal.

No experimentó en carne propia las condiciones de insalubridad y violencia que hay en la prisión de Fulton y que son objeto de una investigación del Departamento de Justicia desde que el año pasado fue hallado un preso sin vida, desnutrido y lleno de insectos.